Páginas vistas en total

domingo, 19 de julio de 2020

90 minutos con Vox: LA ARMERA, VIBROSO Y LA MOLONA.


El 12J me tocó cubrir la votación de Amaia Martínez Grisaleña, la cabeza de lista de VOX por Álava. Dicen que es periodista, euskaldun y dependienta en la armería de su marido. Decían también que ese domingo llegaría a las 12 del mediodía al Centro Cívico Iparralde de Vitoria. Allí estuvimos esperándola los periodistas y reporteros que tuvimos la mala suerte de perder una hora y media de nuestras vidas hasta que la candidata finalmente llegó. De los numerosos apoderados, dirigentes y simpatizantes de VOX que había en el polideportivo habilitado como colegio electoral, nadie sabía si la Armera haría declaraciones, ni cuándo llegaría para votar. Nadie sabía nada, pero a alguno como al "guardaespaldas" Vibroso se le notaba más que contento de estar colonizando Euskadi con ese partido de ultraderecha que tiene como señas de identidad el machismo, la LGTBI+fobia, el racismo y la defensa de la Tauromaquia y la Caza. 
LA SANGRE NO LLEGÓ AL RÍO
Los ánimos de algún reportero se caldearon cuando finalmente hicieron su entrada triunfal la Armera y la Molona (Macarena Olona, la Comisaría Política de VOX, diputada en Madrid y que se ha hecho muy famosa con su bozal-mascarilla adornado con la bandera de España). La Molona seguro que se pasó aquellos 90 minutos de retraso tratando de depurar el mensaje que tendría que contar la Armera a los medios después de votar. Como vi que la cosa se ponía caliente-caliente, llegué a mediar verbalmente para evitar que la sangre llegara al río. No me apetecía cubrir para
Telediario una agresión a dos políticas de Vox por parte de un colega exaltado. En el Arte de la Provocación, los ultraderechistas de Santiago Abascal son unos maestros. Por esas boquitas que tienen son capaces de soltar mierda a toneladas contra buena parte de los logros de 43 años de democracia. Sí, tenemos una democracia bastante imperfecta y ellos prefieren volver a una dictadura como la de Franco con un solo partido para que no se mueva ni dios. 
PROVOCA, QUE ALGO QUEDA
El dispositivo de seguridad preparado a las puertas del Centro Cívico Iparralde era impresionante. Después de que VOX hubiese logrado generar numerosos incidentes durante la campaña electoral gracias a la imbecilidad de muchos esbirros de EH Bildu que les hicieron el juego insultándoles o tirándoles piedras, la Ertzaintza y la Policía Municipal se desplegaron dentro y fuera del colegio electoral. Alrededor de los hinchas de VOX había un nutrido corrillo de militantes y políticos del PP y otro grupito de media docena de jóvenes afiliados de EH Bildu uniformados de negro para ver si rascaban algo. Afortunadamente, no pasó nada. Nadie salió herido. Nadie tiró ninguna piedra. Si acaso alguna palabra fuera de tono cuando las retrasadas (hablamos de tiempo, no de inteligencia) acabaron llegando al colegio electoral. Finalmente, la Armera ha salido elegida diputada gracias al apoyo de 4.722 alaveses, el 3'8 por ciento de los votantes del territorio. A partir de ahora el Parlamento Vasco tendrá que prepararse para cada numerito que la Armera montará en cada pleno y comisión en los que intervenga. Como agitadores y propagandistas son tan buenos como EH Bildu. Hay que ver cómo se me mosqueó la peña alegre y combativa de los súbditos de Arnaldo Otegi cuando les comparé con VOX. Que no se enfaden y empiecen a preparar argumentos contra el fascismo, ellos que tan bien conocen el uso de la violencia contra las ideas ajenas. 
EL FASCISMO SE CURA LEYENDO
A lo largo del 12J me dediqué a hablar con militantes de VOX en Vitoria para tratar de entender que hay dentro de sus cerebros. No pude acercarme a ningún militante alavés. Sólo se me abrían de par en par las bocas de los paracaidistas llegados de Madrid o Toledo. Conversé largo y tendido con varios de ellos. Algunos incluso han leído mucho. Ahora hace falta que alguien les diga que los inmigrantes, los MENAS (menores extranjeros no acompañados) los colectivos LGTBI+, las feministas y los ecologistas antitaurinos y contra la caza no son los culpables de la situación de Hpania y Euskizofrenia. Pero yo ya no doy clases particulares. Lo hice durante una década para sacarme un dinerillo en verano. Ninguno de ellos podría pagar la minuta. Millones de euros costaría convencer a un ultraderechista de que la democracia es el mejor de los sistemas políticos que se conocen. Y para terminar, enhorabuena a Javier Maroto ex-alcalde de Vitoria y portavoz del PP en el Senado. Su labor de sembrar racismo por fin ha tenido sus frutos. Recordemos de qué iba este político de medio pelo que acabó huyendo por la gatera hacia Segovia cuando su xenofobia provocó que el resto de partidos le echaran de la poltrona de alcalde gasteiztarra. No en vano yo le bauticé como El Cid CAMPEADOR 




sábado, 11 de julio de 2020

Diferencias entre mascarilla y capucha terrorista. VOTEMOS SIN MIEDO. En rojo, en verde, en morado... O en blanco...

Peino pocas canas pero a mis 58 años me he licenciado como experto votante. 46 veces me he identificado con mi DNI ante una urna para ejercer uno de los derechos más importantes que tenemos en países como Euskizofrenia o Hpania. A finales de los años 70 ese derecho de votar a nuestros mandamases convirtió a la ciudadanía a quienes veníamos de ser súbditos de una dictadura fascista. Sé que votar cada 4 años parece poco. Tampoco es mucho poder presentarse como candidato teniendo en cuenta las estructuras corruptas que sostienen a los partidos políticos tradicionales. Lo que ocurra en Euskizofrenia a partir del lunes depende de lo que hagamos este domingo 12J. He cubierto elecciones como periodista empotrado en las caravanas de distintos partidos. Sé que algunos huelen muy mal dentro del aparato. Hoy puede ser un día histórico para mí. Podría debutar como presidente de una mesa electoral en Betoño. Me ha tocado. Alegué que este domingo tenía trabajo como periodista de un Servicio Público Esencial. Me respondió la Junta Electoral que para librarme tendría que haber sido directivo o jefe. Y eso no lo he sido nunca ni lo seré. Prefiero llamar a las cosas por su nombre. Y si el Rey Emérito Juan Carlos está desnudo de argumentos para justificar su riqueza como comisionista, nunca diré que va vestido con hermosos ropajes. Podría ser la ocasión de ver en primera fila unos comicios únicos: veraniegos y pandémicos. Votaremos quienes votemos con las clavijas apretadas por el maldito virus.
Diferencias entre una mascarilla y una capucha terrorista
Para entrar en el colegio electoral, 1.718323 vascos deberán ponerse antes una mascarillla. Hay que explicarle a Arnaldo Otegi que el pasamontañas no vale. El terrorismo encapuchado ha pasado de moda gracias a la fortaleza de la sociedad española. Les hemos ganado con la fuerza de la razón. Lástima que haya unas 850 personas asesinadas por ETA que no pueden ver esta victoria de la democracia. 
El DNI se tendrá que enseñar a distancia para evitar que algún presidente de mesa tenga que manosear cientos o miles de documentos a lo largo de 11 horas de votación. Esto me recuerda un viejo episodio que me pasó durante los 11 años en que votaba en blanco. Javier Madrazo me dejó huérfano de referencia politica cuando respaldó el invento de la doble ciudadanía para intentar el triunfo en referéndum del Plan Ibarretxe. Una de las veces que voté en blanco en Betoño expliqué a la mesa si sabían las diferencias entre el voto en blanco y el voto nulo. Para hacer más gráfica la lección, pegué la solapa de un sobre vacío. El interventor de Herri Batasuna me dijo que no hacía falta que lo hiciese. Le dije que me daba miedo que él mismo aprovechara la ocasión para meter una papeleta de HB en mi sobre vacío. 
Abstención: ¿Enemiga de la Democracia?
No votar es un derecho. Sin embargo, muchos dicen que "si no votas, luego no te quejes". Pues también
pueden quejarse quienes se abstienen o votan en blanco. Este sistema no es el mejor de los sistemas. Ayudaría mucho la incorporación de las listas abiertas, la transparencia financiera de los partidos o la abolición de la Monarquía. Lo llaman Democracia Representativa porque a veces parece un teatrillo, un guiñol en el que desde 2011 hemos despedido al monigote de la porra. Euskadi ha votado ya 10 veces para formar su Parlamento: 6 en Otoño, 3 en Invierno y 1 en Primavera. Éstas serán las primeras elecciones veraniegas. Dicen que la abstención podría superar el 40 por ciento, como pasó en 1980 y 1994. El récord de participación se dio en 2001: 78'48 por ciento.
VOX, NO 
¿Urkullu, Mendía, Iriarte, Gorrotxategi, Iturgaiz o Joserra Becerra (EQUO)? Por favor, no votéis a los de Santiago Abascal. Vox sí que da miedo...
Alea jacta est... La suerte está echada...

domingo, 5 de julio de 2020

VITORIA Y VIETNAM EMPIEZAN IGUAL. Que 35 años no es nada...

En 2003 se inauguró en Vitoria, frente al edificio central de la Ertzaintza, un monumento de José Ibarrola dedicado a las víctimas del terrorismo. El artista estuvo allí y yo pude hablar un rato con él. Durante la conversación le dije esta frase: "Vitoria y Vietnam empiezan igual". Se escandalizó y traté de suavizar el comentario aclarando que ambas palabras comienzan con la misma sílaba... Cuento este "susedido"para conmemorar los 35 años como redactor en RTVE en Vitoria que he cumplido esta semana. El 1 de Julio de 1985 tres jóvenes periodistas debutamos en RNE después de haber aprobado una oposición. Ninguno de los tres entramos en razón de estar afiliados a ningún partido o sindicato. Tampoco teníamos ninguna vinculación familiar con Álava. De hecho, era curioso que tanto Alejandro Alcalde, José Luis Manzanedo "Patxo" y yo teníamos en común nuestras raíces burgalesas. Aunque Patxo nació y vivió siempre en Barakaldo, sus raíces se hundían en Belorado. Alejandro Alcalde también era beliforano y yo, aunque madrileño de cuna, viví 6 años en el #ValledeMena, de donde eran nativos mis 4 abuelos. Empezamos a currar con la ilusión de mis 22 años en las oficinas de RNE ubicadas desde 1983 en la calle San Prudencio 6, encima de los cines Guridi. Jamás pensé que viviría y trabajaría en Vitoria. De hecho, desde 1973 hasta 1984 estudié en Bizkaia cuando se llamaba Vizcaya. Los dos últimos cursos de EGB, el BUP y el COU los hice en las Encartaciones, en COENEN, una cooperativa de padres de Güeñes en la que conocí a chavalitos como Iñaki Bernardo (jefe de prensa de Urkullu) e Íñigo Camino (prohombre/burukide/funcionario/asalariado eterno del PNV). Despues estudié la carrera de Periodismo en la UPV, en el campus de Leioa, cuando se llamaba Lejona. De todos estos episodios dejé cumplido testimonio en un artículo que me publicó ZAITU, una asociación de víctimas del terrorismo de mi difunto amigo Joseba Markaida. Su título era: "LA AMENAZA DIFUSA: ETA Y YO". Ni Patxo ni yo hemos cambiado el mundo pero le podemos contar al frutero y a cualquier contribuyente a qué nos hemos dedicado durante estos últimos 35 años. Y es que creemos en el Servicio Público de Información en estos tiempos en que RTVE quiere cepillarse por el morro la estructura territorial de RNE y TVE. Seguiremos informando...