Páginas vistas en total

domingo, 30 de agosto de 2020

SE VA UNO DE LOS BUENOS: JAVI LANZA.


Nunca olvidaré la visita que hice el 24 de Agosto a Vejer de la Frontera (Cádiz). Mientras paseaba con mi familia por su laberinto de calles blancas, mi compañero José Ramón Otaola me hizo saber que nuestro jefe estaba a punto de morir. Aunque soy agnóstico, le pedí a la Vírgen de la Oliva que obrase el milagro de salvar la vida de Javi Lanza. El dolor provoca extrañas reacciones. Por las paredes encaladas rematadas con frases religiosas mi mirada empañada por las lágrimas buscaba consuelo en la belleza de Vejer. Cuando encontré la palabra "milagro" en un muro, soñé que Javi vencía a la Parca y volvería a su mesa de redacción de Bilbao, donde asumió en 2015 el cargo de Jefe de Informativos y Programas de RTVE en el País Vasco. No hubo sorpresa. Se cumplió el pronóstico. Javi se murió horas después y nos dejó huérfanos a todos los redactores y redactoras que hemos tenido la suerte de trabajar a sus órdenes. Ya no volveré a hablar por teléfono con él a las 8 y media de la mañana para decidir las noticias que cubrirá Telenorte en Álava. Ya no le volveré a llamar a las 5 de la tarde para organizar las previsiones informativas del día siguiente.

 Han pasado 36 años desde que entré como becario en RNE en Bilbao. He tenido jefes de todos los colores: duros, blandos, dialogantes, sordos, didácticos y dictatoriales. Javi era único. Le definía una frase que pronunciaba a menudo: "si tú quieres"... Era muy difícil decirle que no a alguien que derrochaba paciencia para tratar de convencer al más redactor más díscolo de lo que tenía que hacer. Siempre trabajo en medios de comunicación de titularidad pública. Empezó muy joven en la delegación de la Agencia EFE de la Margen Izquierda  de la Ría del Nervión. En 1989 pasó a ñRTVE. Micrófono en mano, nos contó con su voz clara y su talante tranquilo multitud de noticias que le tocó cubrir a pie de calle. Aquí está el cariñoso montaje que se emitió en Telenorte a partir del minuto 10:13" para recordar sus 31 años de trabajo en TVE. 

La primera vez que tuve ocasión de medir su condición de buen jefe fue allá por el verano de 2005. Me tocó cubrir la bajada de Celedón de las Fiestas de Vitoria. Como todos los años salvo este de la pandemia, la plaza de la Vírgen Blanca se llenó de miles de personas esperando el txupinazo de las 6 de la tarde. Nuestras imágenes estaban salpicadas de las habituales pancartas de las Gestoras Pro-Amnistía y de la izquierda abertzale radical. Era muy difícil buscar un plano general en el que sólo se reflejase el ambiente festivo. Entre 1996 y 2004, durante el Octenio Negro de José María Aznar en la presidencia del Gobierno, Alfredo Urdaci se había convertido en el rey de la manipulación informativa en TVE. Informar por aquel entonces no era fácil. Con el temor de que algún gerifalte se soliviantase al ver en la tele una pancarta pidiendo el fin de la dispersión, le llamé a Javi Lanza pidiendo sopitas. Me dijo una frase que jamás olvidaré: "Tú estás allí. Cuéntalo". Así de fácil. Mis compañeros de TVE en Bilbao recordaban hace poco en el obituario que le dedicaron en las páginas de El Correo otra de sus frases faoritas: "Si tú quieres...". Trabajar a las órdenes de Javi Lanza ha sido siempre sentirse parte de un equipo comprometido con la intención de garantizar la veracidad y la objetividad de las noticias, tal y como se refleja en el Estatuto de la Información aprobado en 2008 con el apoyo del 53 por ciento de los 2400 profesionales de la información audiovisual de RTVE.

Javi Lanza representaba los valores del Servicio Público en el que seguimos creyendo la mayoría de los trabajadores de RTVE. Y lo hacemos contra las presiones del poder político y contra las malas noticias que nos dan los índices de audiencia. Los Telenortes que Javi dirigía intentaban contar aquello que interesaba a la sociedad vasca, tratando de romper las cadenas con las que algunos políticos intentan convertir RTVE en el cancerbero de sus intereses. Descansa en paz, Javi: jefe, compañero y amigo...



3 comentarios:

TXEMA dijo...

Con todo mi cariño, respeto y consideración ante quien escribe mil veces mejor que yo. Quiero apostillar que quien nos ha dejado huérfano@s a tod@s ha sido (cuesta hablar en pasado) nuestro compañero Javi, que hizo algo más complicado que ser un buen periodista, ser un buen COMPAÑERO.

José Manuel Cámara Sáez dijo...

De acuerdo, Txema. Javi Lanza siguió siendo un gran compañero incluso después de asumir la jefatura de Informativos.

eibargasteiz dijo...

Joder qué palo!!! Abrazo enorme a la familia y a vosotros, esa otra gran familia que compartísteis con él tantas batallas. Goian bego!